Cecília Vilas Boas

terça-feira, 15 de fevereiro de 2011

Aún sueño...

El sueño que yo soñé
tiene alas de cóndor,
mora en las cumbres
que acarician las nubes
en eterno silencio.
Al cerrar los ojos
el alma se abre,
nace la fantasía,
un manojo de ilusiones
y el cóndor levanta vuelo
abarcando la eternidad.
El sueño que yo soñé
viaja en mis pupilas
por los anchos mares,
en profundas simas,
donde se oculta el amor
que permanece puro,
sin amargas amarguras
ni dolores no llorados,
sin mentiras ni falacias,
oculto del mundo permanece
el sueño que yo soñé...
Que el amor existe!
Que el amor es bello!
Que amar es vivir!

Ninfa Duarte


Sem comentários:

Enviar um comentário